La “Fuerza” de la Nostalgia

Star Wars – Los Últimos Jedi, generando debate en una galaxia muy muy lejana

 

Tras ver la película, he de decir que la disfruté enormemente. Efectos espectaculares, drama, comedia, tragedia, aventuras … todo tras el envolvente universo de ciencia ficción que fue, es y será Star Wars para toda una generación y otra que está por llegar … aunque también hay, para mí un pero, como no… ¿La cinta se disfruta? Sí ¿Quedará en la memoria de los fans clásicos? Lo dudo.

Luke, Leia, Chewbacca … la “cuadrilla”  espacial eterna

 

La cinta ha triunfado enormemente a lo que cifras se requiere tal y como era espera, y eso era precisamente lo que Disney quería desde que compró los derechos de la misma. El sello Disney se nota para bien y para mal: bromas algo infantiloides y un poco fuera de contexto, moldea a los personajes al más puro estilo Disney otorgándoles un toque infantiloide, … todo esto para conquistar al público joven, ése que busca pasar dos horas ( dos horas y media en este caso) viviendo aventuras y echarse unas risas sin darle mucho al coco.

¿Y cómo contenta la gran “D” al resto del populacho que, como yo creció y mamó la antigua trilogía del 77? Pues fácil, recurriendo a la nostalgia que eso nunca falla.

[A PARTIR DE AQUÍ PUEDE HABER SPOILERS]

Hay muchas partes que hacen que te encojas de hombros, como por ejemplo, la aparición de personajes sin ningún tipo de aportación narrativa, es decir, ampliar el universo porque sí. Este es para mí el caso de Rose Tico (Kelly Marie Tran) que aparece para aportar una especie de mini historia de amor interracial con Finn del todo inverosímil; no por su diferencia racial, sino porque al principio de la película Finn quiere encontrar a Rey a toda costa, y si recordáis en “EL despertar de la Fuerza” quería rescatarla como fuera de las garras de la Primera Orden, es decir, ¿no se supone que Finn está enamorado de Rey? Pues no, lo que quiere es “pillar” y punto.

Algo parecido pasa con el personaje de Benicio del Toro (excelente actor por otra parte) que entra por casualidad de “es que justo pasaba por aquí” en forma de pícaro traidor. La muerte de Snoke, un líder con un poder enorme y maligno, también tiene una resolución ridícula.

 

Mark Hamill, el Jedi y el actor

 

Bien, llegamos al punto cumbre: Luke Skywalker. Todos los fans esperábamos momentos memorables, pero lamentablemente no ha sido así. Hay que escarbar mucho para encontrar alguno que no estuvo mal como el momento que lanza el sable láser con una pasividad absoluta restándole toda la épica al momento que Rey se lo entrega. Lo demás, chistes y gags medianamente graciosos que quedarían bien en un programa de mi muy admirado José Mota y poco más. Está claro que la fórmula de restar importancia a momentos épicos que tanto se utilizan en las pelis de Marvel da sus frutos, aunque a mí particularmente no me hagan mucha gracia. (A excepción de Deadpool ya que creo que el personaje así lo requiere). El propio Mark Hamill renegó de la versión del personaje que le planteó Rian Johnson declarando que no era el Luke que tenía en mente ya que un Jedi como él no se rendiría jamás; muy acertada declaración ya que si recordamos el final de “El Retorno del Jedi”, cuando Luke está a punto de morir sigue creyendo en la bondad de su padre y sigue luchando para acabar con el Emperador, nunca desiste. Todo esto le hace restar verosimilitud al personaje.

En definitiva, la franquicia se las arregla para hacer una peli para vender Legos y plantea preguntas para que la saga siga avanzando: ¿quién es Snoke? ¿quién es el niño que sale al final con la escoba?, etc. Mi teoría es que gusta porque la trilogía anterior (“La amenaza fantasma” y esas) dejó el escalón y las expectativas muy bajas, aunque si algo hizo Lucas en esa trilogía fue arriesgarse demasiado; pues bien, esta “los Últimos Jedi” parece haberse arriesgado demasiado poco. Así que, de momento, me quedo con Rogue One, la única del nuevo universo que disfrutaré en posteriores visionados.

Comparte!

2 comentarios en “La “Fuerza” de la Nostalgia

Deja un comentario


Responsable » Mikel Cisneros Casal (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de https://www.strato.es/ (proveedor de hosting de CRITICINE) dentro de la UE. Ver política de privacidad de CRITICINE. (http://criticine.mikelcisneros.com/aviso-legal/).
Derechos »
podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.