“Matar al Padre” … pero no literalmente, claro…

Movistar+ está de enhorabuena. Como buen goleador en racha acumula grandes y exitosas series de producción propia tales como La Peste, Vergüenza o La Zona entre otras … Mientras otras plataformas han apostado por una ficción basada en la espectacularidad y en el cliffhanger episódico, movistar+ basa su catálogo nacional en interpretaciones y guiones sólidos; series que se disfrutan de A a B sin dar lugar a una C. Bajo este panorama de calidad tan alto aterriza Matar al Padre, la serie protagonizada por Gonzalo de Castro y dirigida y escrita por Mar Coll.

Otra que se une a un ya de por sí excelente catálogo de series

Matar al Padre es una serie episódica y nunca mejor dicho. Consta de 4 episodios en los que transcurren 4 años en el paso de uno al que le sigue. Cuenta la vida de Jacobo Vidal un padre disfuncional y obsesionado con la educación y el futuro de sus hijos al que da vida un estupendo Gonzalo de Castro. a lo largo de la serie todos los personajes cambian, evolucionan en sus respectivas vidas, cada uno a su manera: la mujer de Jacobo, psicóloga, harta de su vocación y sus pacientes trasciende hacia un mundo más espiritual y hippie; el hijo mayor de Jacobo, Tomás, un chico solitario, inseguro y depresivo acaba de alguna manera por hace”carrera” convirtiéndose en una especie de gurú espiritual haciendo caso omiso a la carrera de arquitectura que su padre pretendía que realizara; su hija pequeña, estudiante de filosofía, acaba yendo a vivir a París y forma su propia familia; y nuestro Jacobo sigue igual, pierde pelo y envejece pero nada más. La realidad y la modernidad creciente le van absorbiendo poco a poco, y pese a que la serie comienza en el año 96 el discurso de Jacobo es siempre el mismo: “el mundo es un lugar jodido y hay que estar alerta las 24h, como yo.”

Obsesión y crisis

La vieja paternidad parece dar sus coletazos finales en una serie que, como bien dice la canción de los rótulos iniciales “es un buen tipo mi viejo”. Jacobo se preocupa hasta la obsesión, deseando decir aquello de “te lo dije” y no sólo con sus hijos sino que también se auto proclama y adquiere por sí mismo una figura paterna hacia sus amigos, su mujer, su abogado … En ocasiones resulta un ser cansino de enorme corazón, pero de ahí la estupenda elaboración e interpretación del personaje. Querer controlar lo incontrolable y querer tener siempre la última palabra, Jacobo verá como su falso reinado va resquebrajándose, en especial cuando la crisis del 2012 hace mella en su poder económico. Un hombre terco que no aprende de sus errores, que ve como sus hijos se distancian cada vez más, y él sigue en sus trece; Matar al Padre es la nueva joya de movistar y brilla por sí sola. Veánla … y cuando vean que es estupenda y que la han disfrutado, yo al igual que Jacobo les diré: “ya se lo dije”.

Comparte!

Deja un comentario


Responsable » Mikel Cisneros Casal (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de https://www.strato.es/ (proveedor de hosting de CRITICINE) dentro de la UE. Ver política de privacidad de CRITICINE. (http://criticine.mikelcisneros.com/aviso-legal/).
Derechos »
podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.